Ansiedad y nervios: 5 síntomas en niños y adultos para saber si lo sufres

La ansiedad es un sistema de alerta que posee nuestro cuerpo ante situaciones de amenaza. Su función es advertir al organismo y movilizarlo. De esta manera, la ansiedad prepara al ser humano para luchar o huir de algún peligro, buscar protección o activar conductas de sumisión que neutralicen conductas hostiles. 

Por lo que, en sí, la ansiedad no es mala. Todas las personas llegan a experimentar la ansiedad en algún momento de su vida. Sea más leve o más grave. El problema es cuando esta ansiedad se vuelve parte de la vida de alguien, es decir, un trastorno de ansiedad.

Con frecuencia, los trastornos de ansiedad suelen ser difíciles de controlar para ciertas personas. Esto se debe a que los episodios de preocupación o miedo llegan a un nivel excesivo, incluyendo los ataques de pánico. 

Los síntomas pueden empezar en la infancia o la adolescencia y continuar hasta la edad adulta. Reconocerlos es el primer paso para poder controlarla con ayuda profesional.

tres personas trabajando en un ordenador

5 síntomas del trastorno de ansiedad

Entre los síntomas de la ansiedad más comunes en niños y adultos incluyen:

  1. Sensación de nerviosismo, agitación o tensión
  2. Aumento del ritmo cardíaco e/o hiperventilación
  3. Sudoración y/o temblores
  4. Sensación de debilidad y/o cansancio
  5. Problemas para conciliar el sueño

Algunos de los trastornos de ansiedad más comunes son:

  • Trastorno de ansiedad generalizada: hace que las personas sientan una preocupación excesiva la mayoría de los días por al menos seis meses consecutivos. Entre sus síntomas están: tener problemas para concentrarse, sufrir de irritabilidad, tensión muscular o insomnio. 
  • Trastorno de pánico: hace que las personas sufran de ataques de pánico. Entre los síntomas físicos están: el aumento del ritmo cardíaco, dolor de pecho o estómago, dificultad para respirar, debilidad o mareos, escalofríos o entumecimiento de las manos. La persona puede creer que está teniendo un infarto. 
  • Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC): provoca que las personas sientan un impulso abrumador de repetir ciertas conductas de manera obsesiva. Estos rituales interfieren con la vida diaria. Entre las obsesiones más comunes suelen estar: el miedo a los gérmenes u ordenar objetos de cierta manera.
  • Fobias: provoca que las personas sientan un miedo intenso a situaciones u objetos específicos. Como a las alturas o insectos.
  • Trastorno de estrés postraumático (TEPT): afecta a personas que han vivido un evento traumático. Entre sus síntomas están: causar recuerdos involuntarios y perturbadores de aquello que vivieron, insomnio y/o pesadillas, o arrebatos de ira. 
  • Agorafobia: hace que las personas sientan miedo o ansiedad a lugares y situaciones donde se sienten indefensos e intentan evitarlos. Como lugares públicos como tiendas o supermercados.

Causas

La ansiedad no tiene una causa única. Para algunas personas, esta puede estar relacionada con problemas de salud físicos. Mientras que para otras puede estar derivada de un trauma del cual no se recuerdan.

Factores de riesgo
  • Trauma: en cuanto a los niños, aquellos que viven o vivieron maltratos o que presenciaron algún evento traumático tienen mayor riesgo a sufrir el trastorno de ansiedad en algún momento.
  • Estrés: causado por alguna enfermedad grave que genera preocupación por el futuro.
  • Acumulación de estrés: muy común en adultos por preocupaciones continuas en el trabajo o por una situación financiera.
  • Otros trastornos mentales: la ansiedad suele ir acompañada con otros trastornos mentales como la depresión. 
  • Herencia: el trastorno de ansiedad puede ser heredado de familiares consanguíneos.

hombre mirando un amanecer en la montaña mirando al mar

Prevención

No es posible prever algún trastorno de ansiedad con certeza. Lo que sí se puede hacer es tomar medidas para reducir los síntomas o su intensidad. Y el paso más importante es pedirle ayuda a un profesional

Un psicólogo podrá darte herramientas para aprender a manejar cualquier síntoma y que la ansiedad no impida que lleves una vida normal. Esto se debe a que ayudan a los pacientes a identificar la causa de la ansiedad.

Esto puedes combinarlo con Neurobalanceun complemento alimenticio líquido a base de ashwagandha, vitamina C, vitamina B12 y una mezcla de jugos de fruta. Este conjunto de componentes han demostrado ser beneficiosos en caso de nerviosismo, estrés o agitación.

 

AnsiedadEstrésPrevenciónSíntomasSuplementaciónTrauma

Artículos relacionados

Featured products

Ahorrar €1,84
Aceite de Caléndula para Bebé - 200 ml
Ahorrar €1,55
Aceite de Caléndula para Masaje - 100 ml
Ahorrar €1,34
Baño de Crema de Caléndula - 200 ml