mujer embarazada con las manos en la panza

Los masajes son la manipulación de la capa superficial de la piel y los músculos. Es una técnica que beneficia tanto física como mentalmente. Por lo que a las mujeres embarazadas como a las mamás, un buen masaje con aceites naturales resulta terapéutico.


Una mujer embarazada suele sufrir de dolor en la lumbar, dolor ciático y dolor pélvico. Los masajes regulares contribuyen a la relajación de los músculos, el alivio del dolor y estimulan el sistema inmunológico. Por ello, se aconseja proporcionar masajes suaves durante y después del embarazo. 

Tipos de masaje durante el embarazo

  • Masaje terapéutico: para aliviar dolores frecuentes durante el embarazo, como el dolor lumbar.

  • Masaje relajante: para disminuir el estrés y/o la ansiedad y relajar el cuerpo y la mente.

  • Drenaje linfático: es un masaje fisioterapéutico indicado para las mujeres embarazadas que retienen líquidos. Se recomienda en las últimas fases del embarazo para tratar los síntomas de hinchazón.

7 beneficios de los masajes durante el embarazo

  • Meditación: ayudan a las futuras madres a prepararse mental y físicamente para el momento del parto. 

  • Reducción del estrés: disminuyen la posibilidad de un parto prematuro. Además de ayudar a dormir para descansar mejor.

  • Regulación intestinal: ayudan a mejorar el proceso de la digestión y a combatir el estreñimiento (síntomas común durante el embarazo).

  • Aliviar dolores: como los calambres de las piernas, cuello y nuca, hombros, lumbares, glúteos, articulaciones... 

  • Elasticidad de la piel: para prevenir la aparición de estrías.

  • Postura y energía: ayuda a mejorar la postura para evitar molestias o tensiones físicas e incrementa los niveles de energía.

  • Hidratación: los aceites para mujeres embarazadas ayudan a hidratar la piel que frecuentemente se seca durante el embarazo.

7 beneficios de los masajes después del embarazo

  • Reducción del estrés: al relajarse los músculos con los masajes, se reduce el nivel de cortisol (hormona del estrés). Dependiendo del agrado de la mujer, los masajes pueden ser más suaves o más profundos. Cualquiera de estos será relajante y reducirá el estrés. 

  • Depresión postparto: alrededor de dos tercios de las nuevas madres experimentan depresión posparto temporales relacionados con cambios hormonales. Los masajes pueden ayudar durante esta transición. 

  • Alivio del dolor: el cuidado de los bebés puede intensificar dolores en brazos, hombros y espalda. El masaje con aceites naturales ayudará a aliviar el dolor sin el uso de medicamentos. A menos que sea crónico y es recomendado acudir al doctor de cabecera.

  • Regulación hormonal: los niveles de estrógeno y progesterona son muy altos durante el embarazo y disminuyen en gran cantidad después del parto. Por otro lado, los niveles de prolactina y oxitocina se elevan para facilitar la lactancia materna. Los masajes están asociados con la producción de hormonas como la dopamina y la serotonina (para la depresión) o la norepinefrina (para los problemas cardiovasculares).

  • Disminución de inflamación: la estimulación del tejido ayuda al cuerpo a cambiar los líquidos a donde pertenecen. Por lo que, la inflamación va disminuyendo.

  • Dormir mejor: ser madre es agotador, sobre todo durante las primeras semanas postparto. Los masajes con aceites ayudan a aliviar la fatiga, promover la relajación y ayudar con el sueño. Lo cual es muy importante porque dormir lo suficiente es clave para la recuperación después del parto.

  • Mejora de la lactancia materna: cuando el cuerpo se relaja, los músculos del pecho se abren, aumenta la circulación y aumenta la producción de leche.


Aceites de Weleda para mujeres embarazadas y madres

  • Aceite de Caléndula para Masaje: reúne las virtudes nutritivas del aceite de girasol con las propiedades calmantes, suavizantes y regeneradoras de los extractos biológicos de caléndula, manzanilla y abedul. 

  • Aceite para Masaje Antiestríaspreviene y reduce las estrías que aparecen durante el embarazo en el vientre, los muslos, las nalgas y en el pecho. Aceites de almendra dulce y de jojoba suavizan e hidratan la piel. 

  • Aceite de Masaje Prenatal Perineal: para la preparación al parto, el masaje regular de la zona perineal con un aceite que ayuda a dar flexibilidad al tejido y aumenta la posibilidad de tener un parto sin episiotomía.

  • Bálsamo para Pezones:  Cuida y protege los pezones agrietados y las rozaduras.

 

Aceites naturalesEmbarazadaMamá y bebéMasajesMujerNaturalWeleda

Artículos relacionados

  1. alimentación saludable
  2. mat de yoga y pies de una persona
  3. Cuidado de piel: Cuídate en verano con estos 5 productos
  4. mujer embarazada con las manos en la panza
  5. mujer meditando en un parque

Featured products

Ahorrar €1,84
Aceite de Caléndula para Bebé - 200 ml
Ahorrar €1,55
Aceite de Caléndula para Masaje - 100 ml
Ahorrar €1,34
Baño de Crema de Caléndula - 200 ml