chicas comiendo pizza

Debemos entender que nuestro cuerpo y mente siempre están en sintonía y depende de nosotros cómo lo tratamos. Detrás de la ansiedad por comer se esconden muchas causas. Muchas veces la raíz puede ser emocional y es por ello que cuando veas cambios de estrés y angustia, es importante acudir a un profesional

Los síntomas de la ansiedad pueden ser:

  • Sudoración
  • Mareos
  • Ataques de calor
  • Taquicardia

Cuando se sufre de ansiedad, el cerebro busca maneras de reducirla. La mejor manera de combatir un ataque de ansiedad es concentrándose un momento en la respiración profunda y pensar en algo que nos ayude a sentirnos con los pies sobre la tierra. 

Si sentimos que no tenemos sentido de saciedad y el cuerpo nos pide más y más comida, hay un problema. Como comentábamos antes, generalmente estas ganas de comer tienen origen emocional y es recomendable hablar con un profesional. En muchos casos de trastornos alimenticios, la comida suele ser un mecanismo de defensa para combatir esa ansiedad o emociones. Por ello es importante pedir ayuda.

¿Qué pasa cuando la ansiedad se refleja en atracones de comida?

Cuando se tienen ataques de hambre, generalmente no se hace pensando en comida saludable, sino en comida chatarra. Esto se traduce en alimentos de muchas calorías y poco contenido nutricional.

Comer por ansiedad es comer emociones de manera compulsiva y el azúcar suele ser el ingrediente perfecto para calmarla porque los niveles de glucosa bajan en el cuerpo. Y, al mismo tiempo, genera mayor apetito debido a sus factores adictivos.

Comida chatarra

5 tips para ayudar a controlar la ansiedad por comer

Si bien parte del trabajo para controlar la ansiedad por comer o los atracones de comida es acudir a un profesional y tratar la raíz del problema, que suele ser emocional, también existen una serie de trucos que funcionan, como:

  • Beber agua: el agua es fundamental para depurar el cuerpo de aquellos factores dañinos, además de mantenernos hidratados. También evita la retención de líquidos y tienen efectos saciantes, por lo que puede ayudar a reducir el apetito. Lo mejor de todo es que se pueden hacer tés o infusiones para probar nuevos sabores y aromas. ¿Sabías que muchas veces la sensación de hambre que tenemos es porque realmente estamos deshidratados y necesitamos beber agua?
  • Comer alimentos ricos en proteína: la proteína tiene el poder de saciar por mucho más tiempo que los hidratos, las grasas y azúcares. Estas pueden ser proteínas tanto de origen animal como vegetal. 
  • Comer alimentos ricos en fibra: añadir alimentos ricos en fibra en nuestra dieta favorecerá el tránsito intestinal y también ayudará a reducir el apetito. Con alimentos como cereales y legumbres. 
  • Comer sin prisa: es importante tomarnos el tiempo que necesitemos en comer. Masticar despacio ayuda a tener una mejor digestión y a sentir la sensación de estar saciados. 
  • Practicar ejercicio: este tip es bueno tanto para beneficiar al cuerpo, como a la mente. Esto es porque reduce los niveles de cortisol (hormona del estrés y la ansiedad). Practicar yoga, meditación o cualquier tipo de ejercicio de preferencia, es aconsejable para reducir la ansiedad y permitir que el cuerpo y la mente se relajen. 

Tip extra

Lo más importante de todo es no ser tan duro con uno mismo. Cada persona tiene sus propios problemas y realidades diferentes. Sé paciente. De nada sirve pretender que tenemos una vida perfecta, si por dentro no nos sentimos bien. Por ello es importante mantener un balance en nuestras vidas

Intenta aplicar estos tips para controlar la ansiedad por comer y acude a un profesional. Al final, nuestra salud depende solo de nosotros mismos.
AnsiedadBienestarDieta saludableEjercicioEstabilidad emocionalEstrésNutriciónProteínasSaludSíntomas

Featured products